fbpx
Las cubiertas de piscinas

Las cubiertas de piscinas

En el anterior post le presentamos las diferentes escaleras a las que podemos optar cuando construimos o modificamos una piscina, y en este post os queremos hablar de los cobertores o cubiertas de piscinas. Lo primero que te queremos explicar qué es un cobertor, una cubierta que permite proteger la piscinas sobre todo en épocas de poco uso. Las cubiertas de piscinas, además de ayudarnos a mantener el agua en los periodos que no se usa la piscina, nos permite disfrutar del baño en diferentes épocas y evita que debamos hacer grandes esfuerzos de limpieza al inicio del verano. Además de las anteriores ventajas, tiene otras que les describimos a continuación.

Ventajas de una cubierta de piscina

  • Temperatura. La cubierta influye en reducción de la pérdida de calor y en el aumento de la temperatura gracias al efecto invernadero, permitiendo el baño en cualquier momento del año de la piscina, garantizando la calidad de vida y salud.
  • Ahorro y Limpieza. Como ya dijimos, al estar la piscina cerrada evitamos que los agentes externos, como insectos, polvo, hojas, etc. puedan afectar a la calidad del agua. Esto permite que se reduzca el tiempo de mantenimiento, la cantidad de productos de mantenimiento y las horas de depuración.
  • También el ahorro energético, es muy apreciable con la instalación de las cubiertas. Como comentamos en el primer punto, al mantener cerrada la piscina, se reducirá la perdida de calor y aumentará la temperatura con el efecto invernadero, reduciendo el coste de la climatización o incluso eliminándolos. Con la instalación de una cubierta para piscina, reduciremos todos los gastos tanto eléctricos como en productos de tratamiento de manera notable.
    • Seguridad. Sin duda, las zonas donde existe una piscina hay riesgo de accidentes, sobre todo si hay niños. Para que estos espacios, diseñados para la relajación y el disfrute, sigan manteniendo estas cualidades es necesario aumentar los sistemas de seguridad. Las cubiertas de piscina cuentan con estos sistemas, evitando posibles accidentes de los más pequeños y de mascotas. Además, de impedir el acceso de desconocidos, animales, etc.
    • Ecología. Gracias a las características aislantes de las cubiertas que impiden la evaporación del agua y alargando la periodicidad de renovación de la misma, podemos decir que una cubierta contribuye con medio ambiente.
    Ahora que tenemos claro que apostar por una cubierta nos aporta muchos beneficios, vamos a hablar de los diferentes tipos de cubiertas que encontramos en el mercado. Los podríamos clasificar en función de su finalidad, por su diseño y altura, por su uso, tipología y ubicación.

Tipos de cubiertas según su finalidad

Diferenciamos tres tipos:

  • Cubierta de invierno. Su uso está especialmente indicado para momentos fuera de temporada, cuando la piscina no va a ser utilizada durante amplios periodos de tiempo, evitando que el agua se ensucie.
  • Cubierta de verano. Indicadas para ayudar a mantener e incluso aumentar la temperatura del agua durante la temporada, haciendo más confortable el baño.
  • Cubierta de seguridad. Podrían incluirse dentro de la categoría de cobertores de invierno aunque se caracterizan por incluir estructuras de refuerzo, generalmente barras metálicas, que aportan una mayor resistencia de pesos

Tipos de cubiertas según su diseño y altura

Distinguimos según su diseño:
  • Planas. Son aquellas que van a ras de suelo, no permiten el baño cuando la piscina está cubierta.
  • Transitables. Diseñadas para permitir su uso como cubierta de piscina pero también como terraza, solarium, o espacio multidisciplinar, sin comprometer su resistencia.
Distinguimos según su altura:
  • Bajas. Aunque permiten el baño en el interior de la piscina aún estando cubierta, no podremos estar en su entorno.
  • Altas. Podremos disfrutar de la piscina como de su entorno, siempre protegidos por la propia cubierta.

Tipos de cubiertas según su uso y tipología

Distinguimos según su uso:

  • Manuales. Su utilización y movimiento deben ser siempre realizados por personas.
  • Automáticas. Poseen sistemas que permiten mover la cubierta, sin necesidad de que el usuario tenga que realizar ningún esfuerzo para ello.

Distinguimos según su tipología:

  • Fijas. Una vez instaladas permanecen siempre fijas. Puede tener partes móviles como puertas o ventanas pero no permitirán descubrir la piscina en su totalidad.
  • Móviles. Permiten el desplazamiento de cada una de las partes de la cubierta, permitiendo que la piscina quede descubierta.

Tipos de cubiertas según su estructura

Distinguimos dos tipos:

  • Independientes. La estructura de la cubierta es totalmente independiente descansando en su totalidad sobre el suelo.
  • Adosadas. La cubierta utiliza apoyos como muros exteriores, de modo que la estructura no se apoya en su totalidad sobre el suelo.

Como ves existe una gran variedad de cubiertas y es importante estudiar también el entorno de la piscina para encontrar la que mejor se adapta, no sólo a tus necesidades, sino también a tu piscina. Para conocer la cubierta que más se adapta a tus necesidades, pídenos una cita y nuestros técnicos te asesorarán. Si tienes cualquier consulta, no dudes en comentar este post o escribir a nuestros datos de contacto.

Un saludo desde Gleomar.

Escaleras de piscinas

Escaleras de piscinas

Bienvenidos a todos nuestros lectores, hoy queremos traerles un artículo sobre un tema que sabemos que le pueden sacar partido. Se trata de las Escaleras, ese elemento imprescindible que nos permite usar nuestras piscinas de manera cómoda y segura, pero ¿Qué debemos valorar en la elección de este elemento?

Características de una buena escalera

  • Debe permitirnos el acceso y la salida sea fácil y cómodo, sobre todo si tiene una profundidad mayor de 1,20 metros.
  • El núermo de escalones debe estar entre 3 y 4 escalones, para otorgarle comodidad en su uso.
  • Debe ser antideslizante o tener elementos que nos permita transitarlas de manera segura, como una barandilla. Si hay niños y personas mayores en casa, es imprescindible que haya una escalera para que puedan disfrutar de la piscina sin problema.

Tipo de escaleras

Encontramos tres tipos de soluciones para las escaleras: las de obra, las prefabricadas y las desmontables. Según el tipo de piscina o circunstancia utilizaremos la escalera que mejor de adapte.  En el mercado encontramos gran variedad de soluciones para las escaleras permitiendo que elijamos o cambiemos nuestra escalera incluso cuando ya esté terminada.

Podemos clasificar el tipo de escalera en dos categorías: las escaleras de obra o las escaleras prefabricadas. Dentro de cada categoría encontramos diferentes tipos en función de su forma y/o materiales de acabado. A continuación les presentamos las más comunes.

Escaleras de obra

Estas escaleras se fabrican in situ, es decir, en el lugar donde se encuentra la piscina. Pueden construirse durante la ejecución de la piscina o a posteriori. Están realizadas con hormigón, bloques, ladrillos, etc. Este tipo de escalera queda fijada y por lo tanto deben plantearse antes de su construcción. Las formas más utilizadas son en arco o romana, ángulo y rectangulares.

Escalera en arco o romana. Se trata de una escalera con los peldaños en forma de arco o redondeados. Se ubican en uno de los laterales de la piscina o en las esquinas.

 

Escalera de ángulo. Estas escaleras son las más utilizadas por el aprovechamiento de espacio, además son fáciles de construir y cómodas de utilizar. Se ubican en las esquinas.

Escaleras rectangulares. Como su propio nombre nos indica tiene forma de rectángulo y se suelen construir en los laterales más cortos de la piscina llegando a ambos lado de la misma. Suelen tener peldaños más anchos y aprovechar para instalar hamacas fijas para tomar el sol. Otorgan a la piscina un aspecto más moderno.

Escaleras paralelas. Es una variante de la escalera anterior. Consiste en una escalera rectangular paralela al lado más largo pero sin llegar a cubrir el ancho de la piscina. Esta solución permite aprovechar todo el largo de la piscina para nadar sin que las escaleras interrumpan.

Escaleras prefabricadas

Estas escaleras se comprar en tiendas especializadas y son de fácil instalación. Son verticales y están ancladas al exterior de la piscina. Además son resistentes, antideslizantes y algunas son desmontables, lo que permite que se pueda ubicar en el lugar de la piscina que prefieras. Se fabrican con materiales especiales y aptos para estar en contacto con el agua de la piscina. Entre los materiales de construcción encontramos el acero, plástico, fibra o poliéster. A continuación, les indicamos las características más importantes según su material de construcción.

Escaleras de acero inoxidable. Son verticales y son resistentes a la presión del agua. Para aportar seguridad y comodidad en su uso se añaden accesorios antideslizantes y pasamanos. Existen diferentes tipos de tamaños, pero lo ideal es que lleguen hasta el fondo de la piscina.
Escaleras de PVC. Son escaleras pequeñas con peldaños de plástico y pasamanos de acero. También se fabrica en forma vertical y casi siempre cuenta con 3 peldaños.
Escaleras de fibra.Son fuertes pero no muy resistentes para usar en piscinas. Son desmontable y se puede instalarse sólo cuando vaya a utilizarse.

¿Qué escalera de piscina usar?

La escalera que utilizaremos dependerá del material con la que está construida la piscina. Si nuestra piscina es de hormigón podemos optar por una piscina de obra o una escalera prefabricada de acero inoxidable.

En caso de que nuestra piscinas sea de fibra, suele traer incorporada la escalera y en caso de que no fuera así se puede instalar una escalera prefabricada de fibra o de acero inoxidable.

Si ya tienes una piscina en casa y deseas cambiar o agregarle una escalera puede asesorarte con nosotros para encontrar la solución que mejor se adapta a tus circunstancias. Y, si vas a construir tu piscina, no olvides la escalera.

Bordes de piscinas

Bordes de piscinas

En este artículo queremos traerles información sobre los borde la piscinas. Es un elemento que es necesario cuidar y hay múltiples decisiones de diseño que hay que tomar sobre ellos. ¿Porqué son tan importantes? Pues porque son definen el perímetro del vaso, formando un paseo que deberá permanecer libre de obstáculos e impedimentos.

El material que compondrá esta parte de la piscina deberá ser higiénico, antideslizante e impermeable, además con una anchura adecuada, que variará según la normativa. También deberá evitar charcos en el entorno de la piscina y el vertido de agua sucias dentro del vaso, y para ello se construirá con una ligera pendiente hacia el exterior.

De este modo, resulta fundamental, no solo que el borde que elijamos nos guste estéticamente, sino que también cumpla con nuestras necesidades a nivel práctico. A continuación resumiremos las características principales de los bordes.

  • Impermeabilidad e higiene.  Estás características son fundamentales para la salud de la piscina y la de los usuarios, un material impermeable evitará que aparezca moho o eflorescencias, conseguiremos una piscina sin problemas para la salud y de fácil mantenimiento.
  • Antideslizantes. Los bordes para piscina deben ser antideslizantes y de fácil limpieza. Para ello, las superficies de los pavimentos de las piscinas suelen estar texturadas para aumentar la adherencia y evitar resbalones.
  • Bordes atérmicos para piscinas. Aunque no es una característica fundamental, es totalmente recomendables. Los bordes atérmicos de piscina son bordes construidos con un material anticalórico que ayuda a mantener la superficie a una temperatura baja incluso con altas temperaturas. Con esta característica, evitaremos quemarnos los pies.
  • Canto redondeado. Esta característica nos ayudará en caso de accidente ¿cómo? Pues disminuyendo la gravedad del golpe al aumentar la superficie de contacto.

Con este artículo esperamos guiarte en la búsqueda de un borde adecuado, que no sólo te guste estéticamente, sino que también cumpla todas las funciones para que la experiencia de tu piscina sea completa. No te olvides de seguirnos en Facebook o Instagram para que no te pierdas el próximo artículo.

Bomba de Filtración

Bomba de Filtración

En los próximos artículos vamos a desgranar cada equipo que nos encontramos en la sala de máquina de una piscina. Esperamos que disfruten de este conjunto de artículos.

Hace unos días presentábamos en nuestro Instagram (nos puedes encontrar aquí) una bomba de filtración, queremos aprovechar para empezar y profundizar más sobre las bombas de filtración.

¿Por qué queremos profundizar en este tema? Pues muy sencillo, es una parte fundamental de nuestra piscina, es decir, la bomba de filtración es la encargada de absorber el agua de la piscina para su correcta limpieza, volver a enviarla de nuevo al vaso de la piscina.

Su elección influirá en el correcto funcionamiento de la piscina y por esta razón debe ser elegida por profesionales, pues hay que tener en cuenta múltiple variables, como son: su calidad, estructura, fabricante, etc., así como el volumen de la piscina y/o ubicación.

¿Cuánto tipos de bombas de filtración existen?

Existen, principalmente, tres tipos de bombas: • Bombas auto-aspirantes: Son las más utilizadas. Tienen la capacidad de aspirar el agua de la piscina para llevarla al filtro y luego de impulsarla de nuevo a la piscina. Pueden tener motores monofásicos y trifásicos, además de prefiltros integrados en el cuerpo de la bomba para evitar la entrada de objetos extraños que pudieran dañar las partes hidráulicas de la bomba. • Bombas centrífugas: utiliza un rotor giratorio que extrae el agua hacia su centro y que, por la fuerza centrífuga, la rechazada hacia el exterior por las palas del rotor y fuera de la bomba. La acción se caracteriza por bajas presiones y bajas capacidades. • Bomba de velocidad variable: Permiten ajustar el funcionamiento de la bomba según las necesidades de la instalación y del propio usuario, modificando la velocidad, el caudal, y también el consumo energético.

Nos centraremos en las bombas auto-aspirante pues son las más usuales y la que mejor se adapta a diversos perfiles de piscinas.

¿Cuáles son las partes de una bomba filtración auto-aspirante?

A continuación les dejamos un esquema.

¿Qué problemas suelen tener las bombas de filtración auto-aspirante?

Para terminar queremos acabar con un pequeño resumen de los principales problemas que manifiestan este tipo de bombas.
1. Fugas de agua. Las principales causas suelen ser o por una rotura o fisura en alguna la tubería, o por el mal estado de algún elementos. La solución a estos problemas es rápida y económica.

2. Una impulsión defectuosa. Las principales causas de este problema se pueden producirse por un atasco en los skimmer o en el prefiltro de la bomba, o que el impulsor tiene una fisura. La solución, en el caso del primero problema la solución es barata, pues sólo será necesario eliminar el atasco. En el segundo caso, será necesario sustituir la bomba.

3. No arranca o se apaga. Esto se puede deber a un fallo eléctrico o un sobrecalentamiento. El primer problema se deberá revisar la instalación eléctrica. En el caso del segundo problema se comprobará si ha algún atasco, en caso negativo, se probará a reubicar la bomba en una zona mejor refrigerada.

4. Ruido. Se debe identificar el tipo de ruido, según el tipo podría ser un cojinete, un atasco o fisura o un mal comportamiento. Según el problema se tomará las solución más oportuna que van desde quitar el atasco o sellar fisura hasta la sustitución de la bomba.

5. Entrada de aire. Esto se de debe a que la bomba puede haber trabajado en seco o un cierre mecánico dañado. Es siempre preferible adquirir una nueve bomba pues el arreglo puede ser muy costoso o imposible.

Esperamos que esta información te ayude a entender un poco más el funcionamiento de una piscina. Síguenos en las redes y te avisaremos del próximo artículo.

Construcción de una piscina IV

Construcción de una piscina IV

Esta semana continuamos con consejos para la construcción de una piscinas. Ya hemos hablado, en anteriores post, del vaso (estructura que contiene el agua), de los materiales impermeabilizantes y de los diferentes revestimientos que podemos usar. Siempre que pensamos en las piscinas imaginamos los acabados para tener una piscina elegante y exclusiva o divertida y juvenil, pero en muchas no cuidamos el entorno de la misma, y es vital para aportar comodidad, facilidad de uso de la piscinas así como una continuidad de diseño.

En este post, vamos a hablar del entorno de la piscina y que debemos valorar para que nos permita tener una experiencia completa. Pero empecemos definiendo que es el entorno de la piscina.

¿Qué es el entorno de la piscina?

El entorno de la piscina es toda la superficie que rodea a la misma, incluyendo el perímetro o borde de la piscina.

    ¿Cómo elegir el borde la piscina?

    Y cuando pensamos en el borde es inevitable pensar en la seguridad de los usuarios, y es por ello, que es vital elegir un material adecuado.

    Es muy usual querer materiales muy elegantes para esa área pero que no cumplen con la seguridad exigida por las normativas, así que es importante asesorarse con un profesional ya que ellos conocen dichas normas, además, evitaremos accidentes por resbalones al salir de la piscina.

     

    En el mercado encontramos diferentes materiales para la coronación que reúnen estética, diseño y seguridad. Te dejamos un resumen de diferentes materiales:

    1. Bordes de piscina porcelánicos, antideslizantes, con distintos acabados y terminaciones. Las últimas tendencias son imitación a madera, pero los tienes también con acabados grises, marrones, beige, etc.

    2. Bordes de piscina prefabricados de hormigón. Suelen ser los más económicos y no por ello dejan de ser perfectos y estéticamente bonitos.

    3. Bordes de piscina extrusionados y espesorados antihielo, aptos para las inclemencias del tiempo y los agentes químicos.

    ¿Cómo completo el exterior?

    Dependiendo de la extensión del entorno, se realizarán diseños con más o menos elementos y materiales. Te presentamos diferentes opciones para el suelo:

    1. Césped. El suelo del entorno de la piscina se puede cubrir con césped, ya sea natural o artificial. Esta última opción supone un ahorro de trabajo y dinero en mantenimiento y su aspecto puede asemejarse mucho al natural. Es una de las opciones más comunes.

    2. Madera. Otra opción para el entorno es colocar una tarima exterior natural o sintética. Es una solución perfecta para evitar resbalones al salir del agua, a la vez que das un toque elegante.

    Las maderas naturales requieren un mantenimiento intenso con respecto a otros. En caso de elegirlo, lo más recomendable son las maderas exóticas, pues tienen una mayor dureza y densidad. Además deberemos de asegurarnos que son resistentes a la intemperie, de lo contrario se agrietarían.

    Los suelos de madera artificial que son fabricados con polímeros y fibras de madera son bastante resistentes a la intemperie y hay mucha variedad en cuanto a color y diseño.

    3. Piedra. Otro de los materiales más utilizados es la piedra natural o artificial. Son materiales populares, pues tienen cierta rugosidad que evitan la resbalacidad. Además, es un material muy resistente a los cambios de clima, por lo que tiene una alta durabilidad.

    4. Cerámico. El suelo cerámico es la tercera opción que te proponemos. Es muy resistente a exteriores y se mantiene en buenas condiciones por bastante tiempo. Existe gran diversidad, pero hay que tener en cuenta, que sean antideslizantes.

    También existen otros elementos que permiten tener un entorno de la piscina que nos ayuda a tener una experiencia más completa, por ejemplo, las plantas, las luminarias y el mobiliario. A continuación te indicamos algunas cosas a tener en cuenta:

    1. Plantas. Las plantas en el entorno de la piscina siempre da un toque de frescura y dinamismo. Además es un elemento de decoración que te permitirá crear diferentes ambientes en un mismo área. Las plantas es deberán escoger en función del clima, los colores, la forma de la zona exterior y el ambiente elegido. Siempre será recomendable que nos asesoremos con un profesional que nos ayude a elegir la mejor combinación y encontrar el equilibrio entre funcionalidad, diseño y facilidad de mantenimiento.

    2. Luminarias. La iluminación es fundamental. Podemos crear atmósfera agradables para cada circunstancia y momento. Para conseguir estos escenarios es casi imprescindibles que cuentes con profesionales.

    3. Mobiliario. Si quieres que el entorno no se limite a servir de acceso y usarlo más allá de la piscina, es fundamental de dotarlo de muebles. Existe una amplia gama de muebles y debes valorar el uso y las actividades que llevarás a cabo en el entorno. No te olvides de crear zonas  para tomar el sol y zonas de sombra. En cuanto a los materiales, puedes. Puedes optar por la madera, el aluminio, la fibra sintética, el hierro o el ratán sintético. Los criterios a tener en cuenta son la resistencia, adaptabilidad, elegancia y ligereza.

    Si quieres un entorno inmejorable para tu piscina, en Gleomar te ofrecemos asesoramiento profesional y múltiples soluciones que te ayudaran a conseguirlo.

    ¿Tengo una fuga?

    ¿Tengo una fuga?

    Hoy les queremos hablar de un problema frecuente entre nuestro clientes, y es la pérdida de agua en la piscina.

     Lo primero que debemos saber es que es normal que baje el nivel de agua de nuestra piscina. Esta bajada puede llegar a ser de hasta 3 cm a la semana y se debe a la evaporación, el viento, el chapoteo y agua en los bañadores, entre otros motivos, entonces ¿cuándo hay que preocuparse? Cuando semanalmente tengo que reponer más de 3 cm de agua, sobre todo si no ha hecho calor excesivo, viento o no se han producidos baños.

     ¿Qué hacemos cuando descubrimos que nuestra piscina pierde agua?

    Pues averiguar si hay alguna tubería rota o alguna fuga, pero muchas veces no es evidente y es ahí cuando los profesionales, cono nosotros, actuamos. Se realizarían pruebas con herramientas profesionales y específicos para garantizar un resultado fiable.

    Según la piscina las comprobaciones previas requieren un preparación como puede ser: quitar boquillas de impulsión o sanar  áreas para dejar al descubierto tuberías. Se realizan pruebas de estanquiedad en tuberías de los rebosaderos o skimmer, en las tuberías de impulsión de agua depurada y de limpafondos, y, el circuito del sumidero.

    ¿Qué prueba recomendamos?

    La prueba de presión.

    ¿En qué consiste?

    Se inyecta agua y aire en las tuberías hasta alcanzar una presión entre 1,5 y 2 bares, y es que a esta presión es con la que trabaja el sistema hidráulico de depuración. Antes de la inyección debemos tapar los skimmers, la toma de limpia fondos, el sumidero y los impulsores. Probamos cada tubo del circuito, ya estanco por nosotros. Cuando se alcanza la presión deseada, se para el proceso y durante 5 minutos observamos si la presión se mantiene estable, lo que indicaría que el tubo no tiene fugas. En caso de fugas, localizaremos la fuga y procederemos al arreglo.

    Si crees que puedes tener alguna fuga, no lo dudes ponte en contacto con nosotros.